Solución autosuficiente
sin conexión a red

Aislada

Potencia solar para tu instalación aislada

Solución autosuficiente sin conexión a la red eléctrica

Instalación fotovoltaica para autoconsumo aislada de la red
Instalación fotovoltaica para autoconsumo aislada de la red

Convierten la energía de la luz solar en electricidad, en forma de corriente continua.

El regulador de carga controla las tensiones (voltaje) de los módulos (1) y de las baterías (3) para que el sistema funcione con su potencia máxima. Regula de forma inteligente la carga y descarga de las baterías.

Permite almacenar el excedente de energía, evitando que se inyecte a la red. Esta energía puede utilizarse en momentos de baja o nula producción de los paneles solares.

El inversor/cargador regula automáticamente el arranque y parada del generador (6), mientras maximiza el uso de la energía solar y garantiza una larga vida a la batería (3).

Ubicación de los dispositivos de mando y protección de la instalación eléctrica. Aquí se conecta la instalación solar al resto de circuitos.

Si la luz solar no proporciona la energía suficiente, se puede añadir un generador al sistema para cubrir tanto los consumos eléctricos instantáneos cómo la carga de las baterías. El generador se conecta al inversor/cargador (4), que regula automáticamente su arranque o parada.

Desde tu ordenador o dispositivo móvil podrás consultar la producción y el consumo de electricidad, así como el estado de carga de la batería.

Ventajas

Ahorro en tu factura

Ahorras en electricidad y reduces el consumo de otras fuentes de energía como la gasolina para grupos electrógenos.

Suministro seguro

Cubres tus necesidades por completo en cualquier momento del día, de manera independiente de la red eléctrica.

Consumo sostenible

Consumes energía km 0 de origen renovable y reduces el uso de combustibles fósiles, ayudando a combatir el cambio climático.

Tecnología escalable

Su diseño modular permite ampliar en todo momento la instalación en función de tu presupuesto y tus necesidades.

Autonomía energética

No dependes de compañías suministradoras y evitas los gastos de las obras necesarias para acceder a la red eléctrica.

Revaloriza tu inmueble

Además de ahorrar, incrementas el valor de mercado de tu vivienda o negocio sobre otros con instalación eléctrica convencional.

Ahorro económico

Ahorras en electricidad y reduces el consumo de otras fuentes de energía como la gasolina para grupos electrógenos.

Suministro seguro

Cubres tus necesidades por completo en cualquier momento del día, de manera independiente de la red eléctrica.

Consumo sostenible

Consumes energía km 0 de origen renovable y reduces el uso de combustibles fósiles, ayudando a combatir el cambio climático.

Tecnología escalable

Su diseño modular permite ampliar en todo momento la instalación en función de tu presupuesto y tus necesidades.

Autonomía energética

No dependes de compañías suministradoras y evitas los gastos de las obras necesarias para acceder a la red eléctrica.

Revaloriza tu inmueble

Además de ahorrar, incrementas el valor de mercado de tu vivienda o negocio sobre otros con instalación eléctrica convencional.

Pide tu presupuesto de autoconsumo aislado

estamos especializados en energía solar fotovoltaica